I moved from broken to beautiful, and you can too. I’ve endured many challenges and trials in my lifetime and have experienced fear, anger, discouragement, depression, and at times even despair. I struggled to forgive God and those who hurt me. I understand those emotions. Through those difficulties, God gave me a compassion for people and a desire to help others move from broken to beautiful.

What Are You Thankful for?

What Are You Thankful for?

Psalm 95:2-3: “Let us come before him with thanksgiving and extol him with music and song. For the LORD ...

Read More

¿Para Qué Das Gracias?

¿Para Qué Das Gracias?

Salmos 95:2-3: “Lleguemos ante él con acción de gracias,
 aclamémoslo con cánticos. Porque el Señor es el gran Dios,
el ...

Read More

Fond Memories of North Carolina

I drove to North Carolina and spoke four times in three days. The weather was beautiful. The cold spell didn't ...

Read More

Will You Comfort Others?

Will You Comfort Others?

2 Corinthians 1:3-4a: “The . . . Father of compassion and the God of all comfort, who comforts us ...

Read More

¿Consolarás a Otras Personas?

¿Consolarás a Otras Personas?

2 Corintios 1:3-4: “El . . . Padre misericordioso y Dios de toda consolación, quien nos consuela en todas ...

Read More

Category Archives: Comunión unos con otros

Un Espíritu Renovado y un Corazón Renovado

Young Woman Standing with Arms Stretched Out Ezequiel 11:19: “Yo les daré un corazón íntegro, y pondré en ellos un espíritu renovado. Les arrancaré el corazón de piedra que ahora tienen, y pondré en ellos un corazón de carne.”

Narcisos de color amarillo brillante oscilan en mi yarda de enfrente y por todas partes de la región. Los cornejos han germinado y forman un arco de flores de color rosado y blanco en la carretera. Todo se parece nuevo y bello. La región se ha vuelto a la vida después de un invierno frío y sombrío.

Nosotros también podemos volvernos a la vida. Podemos parecernos nuevos y bellos porque Dios trabaja en nostros por Jesucristo.

En ese trabajo, Dios nos da “un corazón íntegro.” Cuando tenemos un corazón íntegro, ponemos a Dios primero en nuestras vidas. No somos divididos entre el camino del mundo y el camino del Señor. La decisión de escoger el comportamiento pío en vez del impío se hace más fácil, porque queremos a Dios y queremos servirlo.

Ese espíritu renovado es el Espíritu Santo. Cuando invitamos a Jesucristo en nuestras vidas, el Espíritu Santo vive dentro de nostros. Podemos apagar el Espíritu Santo por complacencia, componenda, o condenación de sí mismo o de otros. Por otra parte, nuestros pensamientos, nuestras palabras, y nuestras acciones pueden avivar el fuego del espíritu renovado por la oración diaria y el estudio bíblico, la comunión unos con otros, y la confesión de nuestros pecados directamente a Dios, nuestro Padre celestial.

Dios también dice que nos arrancará “el corazón de piedra.” Al corazón de piedra le faltan la compasión y la bondad por sí mismo y por otros. El corazón de piedra guarda rencor y deja escapar el veneno de amargura, ira, y la falta de perdón. Una persona con un corazón de piedra pueda asistir a la iglesia el domingo, pero es la única cosa que la persona hace para reconocer a Dios y a otras personas.

Después de que Dios arranque el corazón de piedra, nos pondrá en nosotros “un corazón de carne.” Ese corazón está vivo con amor para Dios y compasión para los demás. Un corazón de carne lata por Dios y sus hijos y ora por los que no viven por Dios.

Amado Dios, por favor, dame un corazón íntegro. Amén.

Aplicación: ¿Qué harás esta semana para mostrar que tienes un corazón de carne?

Derecho de propiedad literaria © por Yvonne Ortega el 18 de marzo de 2013

A La Luz de Su Presencia

Sky at Sunset

  Salmo 89:15: “Dichosos los que saben aclamarte, Señor,
y caminan a la luz de tu presencia”  Ser dichosos quiere decir ser disfrutados del favor divino, felices, o contentos. Yo quiero ser dichosa, ¿y tú? No quiero rechazar el favor de Dios. Tú tampoco, probablemente. Si aclamamos a Dios, somos dichosos. Aclamarlo quiere decir que lo…